(To view this page in English, click here.)

Grupos buscan viajar a Puerto Rico para una misión que es más que reconstruir casas.

From left to right: Rev. Rafael Rivera Bidot, Rev. Caroline Hamilton-Arnold, and José Molina Resto

Los huracanes Irma y María causaron daños catastróficos en toda la isla; sin embargo, el pueblo de Puerto Rico es resiliente y no necesita Discípulos continentales para trabajar por ellos. En cambio, buscan socios que vendrán como embajadores y amigos. Reparar y reconstruir el trabajo es una parte importante del viaje, pero también lo es el compromiso de construir relaciones y aprender sobre la vida y la iglesia en Puerto Rico para que aquellos que puedan hacer el viaje puedan regresar y compartir la historia con otros y otras en los Estado Unidos. La Iglesia Cristiana (Discípulos de Cristo) en Puerto Rico (ICDCPR) ha contratado a dos empleados para dirigir su trabajo de recuperación y preparación bajo el Programa Edifiquemos (de Nehemías 2:18). José Molina Resto es el Director del Programa y el Reverendo Rafael Rivera Bidot es el Gerente de Construcción. Están preparados de inmediato para recibir pequeños grupos de embajadores, hasta 6 personas; para el otoño, tendrán capacidad para grupos de alrededor de 12. Están trabajando para ampliar la capacidad de vivienda para 2019, momento en el cual el tamaño del grupo estará determinado en parte por la cantidad de líderes calificados dentro de cada grupo. Todos los participantes deben tener al menos 14 años de edad.

Trasfondo

A principios de septiembre de 2017, Puerto Rico fue arrasado por el huracán Irma, dejando sin energía a 1 millón de personas y dañando comunidades principalmente en el lado norte de la isla. Dos semanas más tarde, el territorio de EE. UU. sufrió un impacto directo del huracán María, la peor tormenta que se haya registrado en Puerto Rico. 3.4 millones de personas quedaron sin electricidad, muchas durante 6 meses o más debido a la devastación masiva de la infraestructura de la isla. El daño a hogares, negocios, iglesias y centros comunitarios en toda la isla fue devastador.

Desde el principio, la Iglesia Cristiana (Discípulos de Cristo) en los Estados Unidos y Canadá (CCDOC) respondió en asociación con el ICDCPR. El personal de varios Ministerios Generales de la CCDOC y el Centro Cristiano de la ICDCPR colaboró ​​para identificar necesidades y recursos para el alivio. Las relaciones se hicieron más fuertes a medida que se desarrollaron los planes para la recuperación y más allá. La ICDCPR se compromete a ayudar a la población de Puerto Rico en esta recuperación, a la vez que fortalece sus redes y prepara a su gente para el próximo desastre. La Semana de Compasión, el Voluntariado de Discípulos y los Ministerios Globales están apoyando colectivamente el programa ICDCPR. Los Discípulos están invitados a trabajar con Discípulos para apoyar su recuperación.

Detalles

El trabajo de recuperación se enfocará en 4 municipalidades, reparando hogares para aquellos que no pueden completar su recuperación sin asistencia. El trabajo exterior para asegurar las casas puede incluir reparaciones en techos de metal y concreto e instalación de ventanas y puertas. El trabajo interior para hacer que las casas sean habitables puede incluir limpieza, pintura, pisos y reparaciones de paredes. Es útil si cada grupo de misión tiene un miembro cómodo para dirigir las reparaciones bajo supervisión local (teniendo en cuenta que la forma en que se hacen las cosas en Puerto Rico no es necesariamente la misma que en los EE. UU. Continentales). También es útil si un miembro del grupo de misión habla español. Aún mejor es si todos los miembros pasan algún tiempo familiarizándose con las palabras y frases básicas en español antes de su viaje.

Los grupos harán sus propios arreglos de viaje a Puerto Rico. La vivienda y el transporte se proporcionarán una vez que lleguen los equipos y las congregaciones locales también están considerando proporcionar algunas comidas a los equipos de la misión. Se les pide a los participantes que contribuyan principalmente con los costos de materiales y que brinden algún apoyo suplementario al programa [se está determinando la cantidad exacta]. Un depósito no reembolsable de $ 50 / persona se debe a Disciples Home Missions cuando se confirma el registro grupal. El saldo debe pagarse dos meses antes de su viaje. Las becas están disponibles. Contáctese con Josh Baird si tiene preguntas.

Más Información:

Para más información, comuníquese con Josh Baird por correo electrónico o teléfono: 985-778-6915 (sorry, English only).

Para registrar su viaje misionero, comience por registrarse aquí.

Congregaciones de la Iglesia Cristiana (Discípulos de Cristo) en Puerto Rico:

Los Discípulos estuvieron activos en toda la isla en los primeros esfuerzos de socorro y respuesta. El trabajo de recuperación a largo plazo se centrará en los municipios de Toa Baja y Bayamón en la parte norte de Puerto Rico, Humacao en el este y Ciales en el medio de la isla.